Las mejores ciudades para la logística son mejores ciudades para todos

Mejores ciudades para la Logística : Innovación Teórica e Investigación Aplicada para ayudar a las empresas a operar con una mejor logística en las ciudades y a los gobiernos a diseñar mejores ciudades para la logística 

Proyecto de investigación

El Centro para el Transporte y Logística del Instituto Tecnológico de Massachusetts desarrolló un proyecto de investigación (actualmente en ejecución) llamado Megacity Logistics Labs, operado en Chile por la Universidad Andrés Bello,  el que tiene como objetivo, tal como dice su lema: “Innovación Teórica e Investigación Aplicada para ayudar a las empresas a operar con una mejor logística en las ciudades y a los gobiernos a diseñar mejores ciudades para la logística”

Mejores ciudades para la Logística

Iniciativas

Una iniciativa sumamente interesante en la que me ha tocado participar tangencialmente, es el trabajo y estudio del Megacity Logistics Labs del MIT, operado en Chile por la UNAB. El fundamento de este laboratorio es el hecho de que el crecimiento explosivo de un gran número de ciudades al rededor del mundo (ciudades emergentes) y la necesidad de abastecerlas día a día de el cada vez mayor número de productos, han generado (y siguen generando) una serie de problemas logísticos que terminan afectando a cada uno de los habitantes de la ciudad, problema que de no tomar medidas, irá aumentando paulatinamente en el tiempo.

El concepto detrás es que estas ciudades emergentes combinan 3 grandes problemas: crecimiento explosivo de la población producto de migraciones desde otras zonas; el aumento del comercio electrónico ha aumentado significativamente los “despachos directos” de productos unitarios o de bajas cantidades, aumentando el flujo y complejidad logística; y por último una infraestructura de calles y estacionamientos orientada al transporte público o particular y no al logístico.

Un ejemplo de esto es el problema en el centro de las ciudades, donde cada día se agregan más restricciones a los vehículos de distribución, dado que causan problemas de tránsito al detenerse en doble fila a descargar mercadería, o por su tamaño ocupan mucho espacio. Si bien esas restricciones pueden parecer lógicas y razonables, en la medida que aumentan lo que se genera es un centro de la ciudad “desabastecido”, es decir, hay muchos productos que no se podrán encontrar en los locales comerciales existentes, lo que generará que los habitantes deban desplazarse fuera del centro, hacia la periferia a conseguir los productos que “no llegan”. Lo que en el mediano plazo genera más congestión y movimiento vehicular que si no se hubiesen implementado tantas restricciones al proceso de distribución.

Otro caso interesante es el que ellos llaman “nanostores”, los que corresponden a mini locales como podrían ser los kioscos, los pequeños negocios de barrio, los “triciclos” o carritos que venden productos e incluso camionetas transformadas en mini locales móviles. Según los cálculos de este laboratorio, existen 50 millones de micro-tiendas en estas ciudades emergentes, cada una con una gran variedad de productos: alimentos, golosinas, snack, bebidas, aseo, abarrotes, escolares, etc. lugar en el que, quien fabrica el producto quiere tener presencia, e involucra a mayoristas, distribuidores, vendedores, etc. aumentando y complejizando el “movimiento logístico” mucho más allá de lo que sucede en ciudades más desarrolladas u ordenadas logísticamente.

Mejores ciudades para la Logística

Santiago de Chile es parte de las ciudades seleccionadas, y parte de lo que se ha estado haciendo es ir recopilando datos del movimiento de vehículos de distribución (que cuentan con GPS), construir herramientas que analicen dichos datos y  encontrar patrones de conducta que permitan, primero interpretar y después generar modelos y sugerencias para mejorar, ya sea en temas de desplazamientos, horarios, esquemas de distribución, gestión de los lugares de descarga, etc. tendientes a modificar las políticas públicas, viales, municipales, etc. en orden a contar con una mejor operación logística, adaptada a la ciudad y que redunda directamente en una mejor ciudad para vivir.

Todo tiene que ver con el habitar

Todo esto tiene que ver con el “habitar” una ciudad en sus diferentes roles: como trabajador, estudiante, consumidor, apoderado, chofer, vendedor, ya sea para ir a trabajar, a comprar algo, a buscar a nuestros hijos al colegio, a hacer deporte, simplemente pasear, etc.

Es muy común y normal que cada uno de nosotros al asumir uno de esos roles, según el momento del día o la actividad, “se olvide” de que probablemente en unas horas más asuma otro. Por ejemplo, cuando manejamos nuestros autos nos molestan o “estorban” los peatones, los ciclistas, los buses y los camiones. Cuando somos peatones nos sucede lo contrario y cuando andamos en bus o metro la perspectiva cambia. Del mismo modo, cuando compramos algo por Internet y nos llega atrasado nos molestamos por la ineficiencia del camión de reparto que no pudo llegar antes y si vamos a comprar algún producto a la tienda del barrio, esperamos gran variedad de productos disponibles para elegir y evitarnos la ida al supermercado. Si pedimos gas lo queremos de inmediato, pero como conductores nos molesta el camión descargando ocupando una fila, etc.

Es difícil darse cuenta de que está todo relacionado, que compartimos: calles, túneles, autopistas, estacionamientos, veredas y que cada actividad es importante y necesaria de existir y esta relación no solo deja de ser obvia para nosotros simples “habitantes”, sino para las mismas autoridades que generan normativas que muchas veces favorecen a alguna actividad en desmedro de otra y no necesariamente en forma intencional, sino porque no siempre se conoce la mejor manera de hacerlo, la mejor combinación de procesos, reglas e infraestructura que permita lograr una eficiencia logística que favorezca a la ciudad como un todo.

Ese es el nivel de importancia de estos estudios y este tipo de trabajos: van más allá de la logística en sí, porque ella es más parte de nuestras vidas de lo que normalmente pensamos.

Para mayor información de nuestros productos y servicios escríbenos info@wisetrack.cl o o contáctanos a través de nuestro formulario.

Autor: Rodrigo Serrano
Vicepresidente de Innovación y Desarrollo Wisetrack Corp
rodrigo.serrano@wisetrack.cl